Seguridad Radiológica
del Paciente

Gestiona la dosis de radiación que recibes

Qué es la tomografía computarizada (TAC)

La tomografía computarizada, también llamada TAC, TC o CT (Computer tomography), usa un equipo de rayos X y ordenadores sofisticados para crear imágenes de cortes o secciones del cuerpo. Las exploraciones son más claras y muestran más detalles que las radiografías de huesos, vasos sanguíneos, tejido blando y órganos internos. La tomografía produce imágenes de tres dimensiones mientras que las radiografías generan imágenes de dos dimensiones.

Con ayuda de estas exploraciones 3D, los médicos diagnostican más fácilmente enfermedades como el cáncer, enfermedades infecciosas, cardiovasculares y problemas traumatológicos y del sistema musculoesquelético.

angiografía de tórax por TC
Angiografía de tórax mediante TC

Qué diferencias hay en el patrón de dosis de radiación de las radiografías y de la tomografía computarizada?

Principio de la tomografía axial

En la tomografía la dosis absorbida es mucho mayor. El haz de de rayos X gira alrededor del cuerpo del paciente, por tanto la radiación incide sobre una superficie amplia. Dentro del cuerpo, un órgano es irradiado desde varias direcciones.

En la radiografía convencional, en cambio, el haz penetra por un solo sitio. La dosis máxima se recibe en esa superficie de entrada.

¿Son más altas las dosis de radiación en las exploraciones de tomografía computarizada o en las radiografías?

Las dosis de radiación son mayores en las exploraciones de TC. Las dosis efectivas pueden variar entre 2 y 20 mSv.

Para hacernos una idea, una exploración de 10mSv equivale a 500 radiografías de tórax, asumiendo que en cada radiografía la dosis es de 0.02 mSv, que es bastante inferior a las dosis en TC.

Hay casos en los que las dosis efectivas en CT pueden superar los 20 mSv, por ejemplo:

  •  intervenciones guiadas por CT
  • Estudios especializados (donde se hacen sucesivas exploraciones con tomografía)
  • Tomografías de perfusión.

¿Cuáles son las dosis de radiación en las exploraciones de TAC?

Exploraciones de TC Dosis efectiva media (mSv) Nº de radiografías de tórax que darían lugar a la misma dosis (0.02mSv/radio)
Cabeza 2 100
Cuello 3 150
Evaluación de la presencia de calcio en arterias coronarias 3 150
Angiografía pulmonar 5.2 260
Médula espinal 6 300
Tórax 8 400
Angiografía coronaria 8.7 435
Abdomen 10 500
Pelvis 10 500
Colonoscopia virtual 10 500
Tórax (embolismo pulmonar) 15 750
  • [ME] Mettler, F.A., Huda, W., Yoshizumi, T.T., Mahesh, M., Effective doses in Radiology and diagnostic nuclear medicine: A catalog, Radiology 2481 (2008) 254-263.
  • [BR] Brix, G., Nagel, H.D., Stamm, G., Veit, R., Lechel, U., Griebel, J., Galanski, M., Radiation exposure in multi-slice versus single-slice spiral CT: Results of a nationwide survey, Eur. 13 (2003)1979-1991.
  • [WA] Wall, B.F., Hart, D., Revised radiation doses for typical x-ray examinations, Br. J Radiol. 70833 (1997) 437-439.
  • [EI] Einstein, A.J., Sanz, J., Dellegrottaglie, Milite, M., Sirol, M., Henzlova, M., Rajagopalan, S., Radiation dose and cancer risk estimates in 16-slice computed tomography coronary angiography. Nucl. Cardiol. 152 (2008) 232-240.

No hay un número concreto a partir del cual se considere que hay riesgo. No existe ningún número máximo de exploraciones de CT que una persona pueda realizar. Además, no hay una cantidad de radiación considerada excesiva para un paciente, siempre y cuando el médico justifique la exploración. Hay que tener en cuenta que la más mínima cantidad de radiación aumenta mínimamente el riesgo de padecer cáncer.

Existen normas y recomendaciones que ayudan a los médicos a la hora de decidir cuál es la exploración más oportuna en cada situación o enfermedad. El objetivo es mantener la exposición a la radiación al mínimo posible en cada caso, sin poner en peligro los beneficios del paciente.

Puede evitar la repetición innecesaria de CT conservando los informes de exploraciones previas (CT, ecografía, MRI, rayos X) y facilitándoselos a su médico.

Es importante que le diga a su médico dónde se llevaron a cabo las últimas exploraciones, aunque se conserven las películas en el hospital o se guarden en un soporte electrónico. Las smart cards y los archivos electrónicos de los pacientes facilitarán la búsqueda de sus exploraciones anteriores.

En algunos casos, no será posible evitar las repeticiones de los estudios ya que puede ser conveniente llevar a cabo estudios o exploraciones tras un tratamiento de cáncer con el fin de evaluar su efectividad.

Igualmente, determinados estudios de CT requieren suministrar una sustancia de contraste por vía intravenosa.  En estos casos, se toman imágenes previamente y/o posteriormente a la inyección de contraste. Cada adquisición de imágenes recibe como nombre “serie” y en algunos casos, disponer de múltiples series puede ser de gran utilidad. Normalmente no son necesarias y sólo deberían realizarse si está clínicamente indicado. Es recomendable que hable con su médico sobre los riesgos y beneficios del estudio prescrito y se informe en la sala de CT sobre el número de series que van a ser realizadas y si puede realizar menos.

No es necesario. Hay muy pocas evidencias de que las exploraciones de CT a cuerpo entero sean beneficiosas en personas que no presentan síntomas.

Sin embargo, actualmente se están llevando a cabo estudios sobre la eficacia de la CT en pacientes sin síntomas con el objetivo de detectar precozmente enfermedades de manera preventiva. Estos estudios se están llevando a cabo en grupos de alto riesgo de sufrir enfermedades concretas (cáncer de pulmón, enfermedades coronarias). En estos estudios solamente se irradia una parte concreta y limitada del cuerpo.

Sí ha de saberlo. En cualquier examen que requiera la exposición a radiación ionizante ha de saberse si está embarazada ya que el feto es más sensible a la radiación que los adultos o los niños.

No es necesario preocuparse si la exploración está debidamente justificada una vez se hayan valorado los beneficios y los riesgos. Lo que sí es muy importante es saber el por qué de la exploración de CT que su hijo debe realizar y por qué no hay ninguna otra alternativa. Es recomendable que utilice una tarjeta para que el médico anote las dosis recibidas. Lo más importante es que los niños reciban la mínima dosis de radicación posible, pues su esperanza de vida es mayor que la de adultos y son notoriamente más sensibles a la misma.

tomógrafo dispuesto para niños
Tomógrafo pediátrico en el Texa's Children's Hospital
Tomógrafo con forma de barco pirata en el New York-Presbyterian Morgan Stanley Children’s Hospital,