Seguridad Radiológica
del Paciente

Gestiona la dosis de radiación que recibes

Medicina nuclear

La medicina nuclear es un área especializada de la radiología que utiliza cantidades muy pequeñas de sustancias radioactivas, o radiofármacos, que se introducen en el cuerpo del paciente para examinar la función y estructura de un órgano. El paciente emite pequeñas dosis de radiación que son medidas por instrumentos especiales.

La generación de imágenes en la medicina nuclear es una combinación de muchas disciplinas diferentes, entre ellas la química, la física, las matemáticas, la tecnología informática y la medicina. Esta rama de la radiología se utiliza a menudo para ayudar a diagnosticar y tratar anomalías muy temprano en la progresión de una enfermedad, como por ejemplo un cáncer de tiroides.

 

¿Qué es la tomografía por emisión de positrones o PET ?

La PET (por las siglas en inglés de Positron Emission Tomography) es una técnica no invasiva de toma de imágenes ¨in vivo¨ para el diagnóstico e investigación del cuerpo humano y su actividad metabólica. Se basa en detectar y analizar la distribución espacial que adopta en el interior del cuerpo un radiofármaco de vida media ultracorta administrado a través de una inyección intravenosa. En función de lo que se desee estudiar, se utilizan radiofármacos distintos.

tomógrafo de detección de positrones
El PET no emite ningún tipo de radiación, es el radiofármaco dentro del paciente el que es detectado.
diferencia entre rayos X y medicina nuclear
Generalmente en los exámenes de medicina nuclear la dosis de radiación es menor, semejante a la de los exámenes de rayos X, y por lo tanto sus riesgos son también bajos.

No es peligroso para una persona joven; se puede aplicar yodo radiactivo a todos los pacientes con independencia de su edad. Sin embargo, su aplicación en menores de 10 años es poco frecuente.

Normalmente no hay ningún peligro para el personal médico ni para los cuidadores. Tras realizar el examen, usted es poco radiactivo.

Existen estrictas regulaciones en muchos países con relación a este tipo de tratamiento. Entre ellas se incluyen precauciones especiales para las visitas del paciente y el personal médico mientras los pacientes se encuentren en el hospital. Una vez reciben el alta, se necesitan adoptar otras precauciones. Pregunte al personal sanitario para obtener unas instrucciones más completas.

Es recomendable esperar como mínimo seis meses para que la tiroides materna se normalice. En hombres, es recomendable que eviten producir un embarazo varios meses después del tratamiento, aunque no hay evidencia alguna de posibles efectos.

No, ya que hay riesgo de perjudicar la tiroides del niño, provocando hipotiroidismo permanente e incrementando su riego de cáncer de tiroides. Hay que dejar de dar el pecho antes de empezar con el tratamiento.

radionúclidos para imagen de pulmones

¿En qué podemos nosotros ayudarte?

Apúntate en la lista de espera y en cuanto esté disponible la app móvil SERADPA, te avisaremos.

¡ DESCARGA AQUÍ NUESTRA APLICACIÓN !

Gestiona las dosis de radiación que recibes de forma gratuita.